Marca30 de mayo de 1985

Una avalancha de aficionados británicos provoca la muerte a 38 espectadores minutos antes de la final de la Copa de Europa de Fútbol entre los equipos Juventus y Liverpool.