El Mundo3 de mayo de 2010

Grecia sucumbe a la crisis y paga una factura social sin precedentes.