Pueblo2 de agosto de 1980

Los marqueses de Urquijo aparecen asesinados en su domicilio de Madrid, por cuya muerte condenarán a su yerno Rafael Escobedo.