El País13 de febrero de 1999

El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, resulta absuelto de los delitos de perjurio y obstrucción a la justicia en el juicio por el escándalo sexual conocido como caso Lewinsky.